ENERGÍA23.Oct.2018 | 10:01
La biomasa como principal insumo de la bioeconomía

Por Ing. M.Sc Amalia Lucila Díaz* 

Eldorado, Misiones | Especial para Curí |  De las muchas y hasta en cierta medida controversiales definiciones sobre Bioeconomía, tomamos la que dice: es la producción y utilización de los recursos biológicos (biomasa), la tecnología y la inteligencia biológica con el fin de suministrar productos, procedimientos y servicios a todos los sectores económicos en el marco de sostenibilidad.  Incluye la agricultura, la actividad forestal, la pesquera, la producción alimentaria y la producción de pulpa y papel, así como partes de la industria química y de las industrias energéticas y biotecnológicas.

Según FAO, biomasa es todo material de origen biológico, como los cultivos energéticos, residuos agrícolas y forestales, estiércol o biomasa microbiana. 

Los tipos de biomasa pueden ser Animal y Vegetal. Y se clasifica en:

-    Biomasa natural: se produce sin intervención humana -    Biomasa residual: subproducto o residuos de actividades agrícolas, ganaderas y otras. Y los residuos de las zonas urbanas. -    Cultivos energéticos: aquellos destinados a los biocombustibles, se obtienen de la industria alimentaria y la industria forestal.

A su vez dentro de esta clasificación, y en relación a su proporción de agua, la biomasa puede ser húmeda con más de 60 % y seca con hasta 40%, proveniente de madera, leña, residuos forestales, restos de las industrias madereras y del mueble. 

Dentro de un estudio realizado sobre el Balance de Energía derivada  de biomasa en Argentina (INTA-FAO.2009), se clasificó las  diferentes fuentes de biomasa (en gris  se destacan las más relevantes) 

La producción de la biomasa vegetal se da a través de la fotosíntesis y nuestro país tiene la ventaja comparativa en cuanto a sus excedentes en capacidad fotosintética, siendo también uno de los principales productores de granos y oleaginosas a la vez que posee tierras aptas para el desarrollo de cultivos tradicionales y no tradicionales. El desafío es tornarlo en ventaja competitiva incorporando conocimientos, tecnología e inversiones. 

Entre los principales beneficios de la utilización de biomasa para uso energético, se destacan: su condición de renovable cuando se maneja adecuadamente, y el ser económicamente, socialmente y ambientalmente sostenible. Disminuye contaminación de aire, suelos y agua; cuando más del 80% de la energía consumida proviene de combustibles fósiles, la menor emisión de contaminantes cobra fundamental importancia, Además la generación local para uso en la industria, servicios y el territorio,  con la consiguiente dinamización de la economía en medios locales/rurales (economía circular) y la  generación de puestos de trabajo (trabajo verde), todo ello constituyen  aportes al desarrollo.

En el siguiente cuadro se aprecia las diferentes modalidades  de transformación de la biomasa hasta llegar a bioenergía: 

Infografía: Dra. A. Branzini –Material capacitación a distancia Bieconomía Argentina

En nuestra país existen más de 70  empresas que realizan este  este tipo de aprovechamiento, entre otras Aceitera General Deheza (AGD, en la provincia de Córdoba), que hace cogeneración quemando cáscara de girasol y maní; el ingenio y papelera Ledesma (Jujuy), que utiliza bagazo y malhoja de caña y chips de madera; yerbateras como Las Marías (Corrientes), La Cachuera y Hreñuk (Misiones), que alimentan sus secaderos con chips de madera; varias forestales, como Alto Paraná, Lipsia, Papel Misionero y Tapebicuá, entre otras. También hay proyectos de hacer energía de cáscara de arroz, de marlos y de desperdicios de semilleras, entre otras. Y utilizando biomasa húmeda para generación de biogás:  avícolas como Las Camelias y Tres Arroyos, feedlots como Biogás Argentina, frutícolas como Citrusvil y San Miguel, la láctea Saputo, y otras de sustratos menos comunes, como Compañía Argentina de Levaduras o Cooperativa Agrícola Mixta de Montecarlo (con residuos de mandioca), entre otras. (Diario La Nación,  06/10/18)

Existen varias iniciativas que promueven la utilización de la biomasa con fines energéticos: Probiomasa con asistencia técnica de la FAO, con  capacitaciones, mesas de trabajo público-privado; estudios como el Wisdom Argentina (que se cita como fuente en éste artículo). El Programa  RenovAR 2016-2025 que lleva 147 Proyectos adjudicados y lanzara la 3° ronda de convocatoria y aspira en el término de los próximos 2 años que el 15 % del consumo energético sea cubierto de fuentes renovables. Dentro de este Programa y en la provincia de Misiones se acaba de concretar el segundo proyecto con la empresa MM bioenergía, también a partir de biomasa forestal.

* Facultad de Ciencias Foretales de la UNaM. Eldorado, Misiones

 


BREVES
APICOFOM sorteará una casa de madera
Expo | Misiones | 19.Sep.2016

Bienvenidos | Tapeguahé poráite | Bemvindos
Secretaría de Redacción: Eliana Benay (Posadas)
Tucumán 1734 - 6A (3300) | Posadas, Misiones (ARG)
Tel/Cel: +54 376 474-0510 | Copyright 2002 - 2018

Un producto de